Como regla general siempre recomendamos que te pongas en contacto con nosotros si sientes dolor, o tienes algún problema con los aparatos que tú; mismo no puedas resolver. Como sabes, puedes hacerlo a través del teléfono 937695582 o escribiéndonos a ortodoncia@bibiloni-tribo.com y nos pondremos en contacto contigo tan pronto como nos sea posible.
Si tienes alguna urgencia durante los días que la clínica está cerrada, puedes intentar paliarla temporalmente hasta que conciertes una cita. Te explicamos como:



  • Dolor

    Es normal que durante las primeras 24-72 horas después de la colocación de la ortodoncia sientas molestias al masticar, que irán desapareciendo progresivamente a medida que te vayas adaptando al aparato. En caso de necesidad puedes controlar el dolor tomando el analgésico que acostumbras a utilizar cuando tienes dolor de cabeza 30 minutos antes de cada comida. Son unas molestias pasajeras del todo normales, de manera que a medida que vayan disminuyendo podrás ir dejando la medicación.
  • Heridas o llagas

    Sobre todo al principio del tratamiento puede ser que los aparatos de ortodoncia rocen ligeramente con los labios, las mejillas o la lengua. Estas irritaciones generalmente desaparecen al cabo de una o dos semanas, cuando la mucosa y la musculatura oral se habitúan a los aparatos. Para paliar estos rozamientos transitorios puedes utilizar cera de ortodoncia sobre la superficie del bracket que te provoca la molestia. Si no tienes y la clínica está cerrada, puedes comprar en cualquier farmacia. En caso de que ya se haya formado una llaga, se cuidará rápidamente una vez se haya solucionado el problema y te hayas acostumbrado a los aparatos. Mientras tanto, en la farmacia encontrarás varios productos específicos que se aplican directamente sobre la parte afectada para atenuar los síntomas de este tipo de lesiones. Si no consigues solucionarlo, no dudes a ponerte en contacto con nosotros para concertar una cita de urgencia tan pronto como sea posible.
  • El arco se clava

    Si notas que por detrás de la última muela uno de los arcos se te clava un poco en la mejilla, con la goma de borrar de un lápiz empuja el arco a fin de que la punta que sale vuelva a entrar dentro del último bracket. En caso de que no lo puedas solucionar, con mucho cuidado puedes intentar cortar la punta del arco que se te clava por detrás de la última muela con un cortauñas o unos alicates pequeños de manicura. Si no consigues solucionarlo, no dudes a ponerte en contacto con nosotros para concertar una cita de urgencia tan pronto como sea posible.
  • El arco ha salido del último bracket

    Con una pinza pequeña o de depilar puedes intentar colocar el arco a su posición correcta, introduciéndola por el agujerito que tiene el bracket como si se tratara de pasar un hilo por una aguja de coser. Si el arco no te molesta, puedes esperar tranquilamente hasta la siguiente cita, pero si se te clava o te molesta y no consigues solucionarlo, no dudes a ponerte en contacto con nosotros para concertar una cita de urgencia tan pronto como sea posible.
  • Bracket desenganchado

    A lo largo del tratamiento de ortodoncia es normal que algún bracket se desenganche. Este tipo de urgencia se reducen si evitas comer alimentos duros. Si el bracket que se ha desenganchado está colgando del arco, no lo toques y haz vida normal hasta que puedas contactar con nosotros. En caso de que se te clave o te moleste en la mejilla o el labio cúbrelo con un poco de cera de ortodoncia (si no tienes, puedes encontrar en cualquier farmacia). Si el bracket se ha desenganchado también del arco y ha quedado libre, envuélvelo con un pañuelo de papel y guárdalo hasta que podamos volver a cementarlo. Es importante que tan pronto como puedas contactes con nosotros para concertar una cita de urgencia, ya que el diente que aguantaba el bracket que te ha caído ha quedado desunido del arco y eso puede retrasar el tratamiento
  • Sangran las encías

    Hace falta tener en cuenta que el cepillado dental es más complicado con la ortodoncia, y es habitual ver zonas donde se acumulen restos de comer o placa dental que provocan la inflamación y sangrado de encías. La solución es limpiar más estas zonas, aunque con el cepillado aumente el sangrado, no dejes de cepillar hasta que quede bien limpio dedicando el tiempo que sea necesario después de cada comida.
  • Se mueve o hace daño un microimplante

    Si el microimplante que te hemos colocado te molesta levemente, puede ser por|para una inflamación a su alrededor, que normalmente se soluciona con una buena higiene de la zona. Si te hace daño o notas que se mueve ponte en contacto con nosotros tan pronto como sea posible, porque probablemente se tiene que extraer y planificar la reinserción más adelante.
  • Se ha roto el aparato amovible

    La rotura de los aparatos amovibles no suele ocasionar problemas. Si puedes seguir utilizándolo, hazlo, y ponte en contacto tan pronto como puedas para concertarnos una cita y solucionarlo. Si la ruptura te hace daño o no te permite seguir utilizándolo, sácatelo hasta que podamos solucionarlo.