Niños

Aproximadamente a partir de los 6 años corregimos las alteraciones dentales, musculares o esqueléticas que pueden alterar el crecimiento o el recambio dental.

Adolescentes

Entre los 12 y los 15 años, cuando el recambio dental ya ha acabado, es sin duda la mejor etapa para corregir los problemas de ortodoncia.

Adultos

Con los sistemas de ortodoncia de última generación no hay edad para conseguir una buena sonrisa de manera rápida, cómoda y prácticamente invisible.